▷ 5 formas de aumentar los FPS en League of Legends

como aumentar los fps en lol

¿Tienes problemas con la baja velocidad de fotogramas en League of Legends? En este tutorial, te damos cinco maneras diferentes de aumentar tus FPS en LOL.

League of Legends no es el juego que más recursos consume, pero si tu procesador o GPU están desactualizados o tu sistema es viejo en general, es posible que obtengas bajos FPS en League of Legends.


Como aumentar los FPS en LoL

Ya sea que tengas un problema de hardware o de software, en esta guía hemos elaborado una lista con cinco formas de subir tus FPS en League of Legends.


Cambiar la configuración del juego

En primer lugar, lo más fácil que puedes hacer es ajustar la configuración de video del juego desde el menú de gráficos. Este realmente debería ser el  primer paso que debes dar si quieres conseguir un aumento de FPS en cualquier juego. Reducir la configuración en el menú de gráficos puede suponer un aumento significativo de los FPS si utilizas un hardware obsoleto.

Para empezar, presiona ESC cuando hayas iniciado el juego y selecciona la opción “VIDEO”. Si sólo tienes problemas de ralentización de 5 a 10 FPS, puede que sólo quieras ajustar algunos parámetros y bajarlos uno o dos grados. Pero si tu velocidad de fotogramas en LOL es insoportablemente baja, por ejemplo, menos de 20 fotogramas por segundo, lo mejor que puedes hacer es poner todo en “Muy bajo”.

También puedes bajar la resolución del juego si tienes una velocidad de fotogramas muy baja, ya que la GPU de tu sistema tendrá más posibilidad de producir fotogramas a menor resolución.

También hay algunas opciones menores del HDU que pueden aumentar la velocidad de fotogramas una vez desactivadas. Puedes comprobarlo pulsando la tecla ESC cuando hayas iniciado el juego y seleccionando el menú “INTERFAZ”. Luego desmarca “Habilitar animaciones del HUD”, “Mostrar marco objetivo al atacar”, “Habilitar visualización de misiles en línea” y “Mostrar rango de ataque”.

Recuerda que ajustar la configuración de los gráficos del juego también reducirá la fidelidad visual del mismo. La buena noticia es que, dado que LOL no es un juego basado en los gráficos, reducir los ajustes gráficos y/o la resolución no debería tener un gran impacto en el rendimiento del juego.


Actualizar los controladores de videos

Si no juegas habitualmente en tu PC o Laptop, puede ser bastante fácil olvidarse de mantener actualizados los controladores de tu tarjeta gráfica. Sin embargo, estos controladores casi siempre incluyen correcciones de errores integrales y optimizaciones del sistema, por lo que mantenerlos actualizados será lo mejor.

Los pasos que tomes para actualizar tus controladores dependen de la marca de GPU que tengas. Para averiguarlo, presiona la tecla Windows + R para abrir el recuadro “ejecutar”, luego escribe “dxdiag”. Aparecerá una descripción general del sistema de diagnóstico, una vez que haya terminado de cargarse, puedes hacer clic en la pestaña de “pantalla” para encontrar la marca y el modelo de tu tarjeta gráfica. 

A partir de ahí, es tan fácil como buscar en Google “controladores de video” y el nombre de la empresa que fabrica tu tarjeta gráfica, normalmente AMD, NVIDIA o Intel (gráficos integrados). Las tres compañías tienen programas que se ejecutan silenciosamente en segundo plano en tu ordenador y se aseguran de que tus controladores estén siempre actualizados, así que instálalos para descartar que tus controladores sean el problema.


Hacer ajustes fuera del juego

Si ya has intentado modificar la configuración de video del juego y actualizar los controladores, puede que sea el momento de considerar hacer modificaciones en Windows o en la propia carpeta de instalación de LOL. Se trata de una acción delicada, así que ten mucho cuidado si no estás familiarizado con la realización de este tipo de ajustes, asegúrate de no hacer ningún daño permanente a tu sistema.

Lo más sencillo que puedes hacer fuera del juego para conseguir un aumento de los FPS es utilizar el Administrador de tareas para establecer la prioridad de la CPU. En la pestaña “procesos” del Administrador de tareas, puedes hacer clic con el botón derecho del mouse en el archivo .exe de League of Legends y establecer la prioridad del juego en alta o en tiempo real. Esto debería darte un aumento inmediato de los FPS, ya que dedicar más potencia de la CPU a un programa suele hacer que este funcione con mayor fluidez.

También puedes ajustar el archivo de configuración, ubicado en la carpeta de instalación de LOL, para hacer ajustes en la configuración de video que no están presentes cuando inicias el juego. Por ejemplo, puedes cambiar “EnableGrassSwaying” de 1 a 0, ajustar Inking a 0 y ajustar PerPixelPointLighting a 0. Estos cambios pueden tener un gran impacto en la tasa de fotogramas. Hay muchas más opciones que se pueden ajustar en el archivo de configuración, pero si las mencionamos todas en este artículo se alargaría demasiado. Puedes examinar estas opciones y hacer cambios por tu propia cuenta y riesgo.

Otra de las cosas que pueden ocurrir, pero con menos frecuencia, es que los archivos del juego se hayan corrompido cuando lo instalaste por primera vez. Afortunadamente, esto es fácil de arreglar: una vez que ejecutes el instalador del juego, haz clic en el engranaje de configuración en la esquina superior derecha de la ventana y selecciona “Iniciar reparación completa”. Esto puede llevar de cinco minutos a media hora, todo depende de cuánto archivos estén dañados y de la potencia de tu sistema.

Otra solución muy sencilla es asegurarte de que no se ejecuten programas extraños cuando intentas jugar League of Legends, especialmente los que consumen muchos recursos. Uno de los mayores culpables del acaparamiento de recursos son los navegadores, que en ocasiones pueden experimentar fugas de memoria, acaparando hasta medio giga de memoria a la vez. Asegúrate de cerrar todos estos programas que no necesites cuando estés jugando LOL.


Invertir en una nueva GPU

Si ya has probado todo lo anterior en esta lista y sigues experimentando FPS inferiores a los óptimos en el juego, puede que sea el momento de invertir en una nueva GPU.

La tarjeta gráfica no es el único componente de hardware en tu ordenador que determina lo bien que se puede ejecutar un videojuego, pero sin dudas es el componente más importante en esa ecuación. Si utilizas una GPU de hace diez años, por mucho que juegues con los ajustes o reces a tu dios favorito, no podrás obtener grandes cambios en la velocidad de fotogramas.

Actualmente hay muchas opciones de GPU baratas disponibles en el mercado. Si tienes un presupuesto ajustado, puedes hacerte con una de estas opciones de tarjetas de video que te permitirán ejecutar League of Legends a una mayor velocidad de fotogramas.

Antes de comprar una nueva GPU, asegúrate de que sea compatible con tu placa base y tu fuente de alimentación y de que encaje sin problemas en la carcasa o tendrás que devolverla y pedir una opción diferente.


Comprar una nueva PC o Laptop

Tal vez ya estás pensando en comprarte una nueva tarjeta de video. Pero… entonces te das cuenta de que tu placa base es tan vieja que ninguna GPU del mercado se puede conectar a ella. No hay problema, también comprarás una nueva placa base. Pero… la nueva placa base y la nueva tarjeta consumen más energía de la que puede soportar tu fuente de alimentación, así que también vas a tener que comprar una nueva fuente de alimentación… y pues, ¿no has visto también una oferta muy buena de discos duros mientras buscabas todo lo demás?




No puedes posponerlo más. Ha llegado el momento de comprar un equipo nuevo y lo sabes. Pero no te preocupes, puedes ahorrarte un montón de dinero construyendo tu propia PC. Incluso una PC de 300 dólares podrá ejecutar League of Legends sin problemas.

También puedes optar por una PC Gaming ya construida (pero deberás pagar un poco más) o por una Laptop Gaming más económica (menos de 500 dólares). Son opciones de bajo coste que no tendrás que montar tú mismo.

En definitiva, tienes bastantes opciones diferentes para solucionar los problemas de bajos FPS en League of Legends. Supongo que, dado que League of Legends no es un juego muy exigente, una de las tres primeras opciones resolverá tu problema. Sin embargo, si estás jugando en un sistema antiguo que no tiene un gran hardware para empezar, puede que tengas que considerar las opciones cuatro y cinco. Afortunadamente, conseguir una nueva GPU o un equipo completamente nuevo que ejecute adecuadamente LOL no debería costarte mucho dinero debido a la naturaleza poco exigente del juego.

Comentarios

Artículo Anterior Artículo Siguiente